18 junio 2008

Caviar con Sabor a Monte

Se trata de los huevos de caracol, un ingrediente que está ganando adeptos gracias a los grandes cocineros que lo utilizan en sus novedosas recetas. Estos huevos son conocidos como el nuevo caviar blanco dado que el verdadero caviar blanco es un producto muy escaso que proviene del esturión (como el caviar tradicional) pero de la especie albina de este animal.
No son productos comparables ya que las huevas de caracol son de mayor tamaño y, por tanto, con mayor sabor, pero el precio también elevado. Un kilo de este ingrediente cuesta alrededor de 1600 euros. Hay que tener en cuenta que la producción es limitada y muy laboriosa. Se necesitan unos 22.000 huevos, aproximadamente el desove de unos 275 caracoles.
Estos animalitos son criados en invernaderos y se les ambienta con música clásica. Todo con el objetivo de conseguir los 80 a 150 huevos que ponen cada uno de ellos en una temporada de cría. Una vez realizado el desove, hay que recogerlos y separarlos de la tierra. Se les somete a una limpieza exhaustiva y se conservan en salmuera a una temperatura entre los -2 y los 5-ºC.
Para que este caviar tenga su justa importancia en el paladar, se recomienda degustarlo con productos suaves. Quienes lo han probado aseguran que tienen un sabor muy particular, a montaña, pero que no tienen un aspecto baboso.
También es conocido como las Perlas de Afrodita, un nombre que alude a un supuesto efecto afrodisíaco y que le da una mayor salida comercial en el mercado