09 marzo 2009

BCN Degusta..... ¿ un refresco de Aloe Vera ?

Dicen en BCN Degusta que una de las tendencias para 2009 son los productos sin sin sin, es decir, sin azúcar, sin grasas, sin gluten... la gente quiere productos sanos y naturales, pero también fáciles y rápidos de cocinar.
Sin sin sin consiste en ir a las fuentes: refrescos de aloe vera, pan de semillas de 10.000 años de edad, aceites extra virgen. Para José Ignacio Arranz, director del Foro Interalimentario, el consumidor está descubriendo los encantos de acercarse al producto primario. Mucho producto natural que llega al consumidor, al más urbanita, gracias al encargo por Internet. Sin embargo, aclara Arranz, "es importante dar un mensaje de serenidad y no circunscribir la idea de alimento sano al hecho de no tener sal u otras sustancias cuyo uso es legal".
- El aerosol contra la crisis. Francisco Falo instalaba sistemas de seguridad bancarios. Él quería hacer otra cosa: aerosoles de aceite de oliva virgen extra con gustos como el chocolate y la fresa.
- El bombón manchego. Desde Albacete traen unos bombones originales. Unos rellenos de crema de queso manchego, vino tinto crianza y miel.
- La cerveza más dulce. Gabriel, Rafael y Marquès son los tres tipos de cerveza para acompañar las comidas. Marquès es la hermana más especial de las tres porque tiene un gusto más acaramelado y se bebe con carnes y guisos; Rafael, más turbia, prefiere platos fríos como el sushi; Gabriel es una pils clásica para aperitivos picantes.
- El pan de los 10.000 años. Pan de Triticum monococum, es decir, el primer trigo domesticado por el hombre hace 10.000 años. Un trigo que se cultiva aún en Francia e Italia. Los panaderos de Barcelona Reikiavik hacen lo propio en la comarca catalana del Berguedà.
- Bebida de aloe vera. Varias marcas distribuyen esta bebida, un refresco nutritivo y bajo en calorías que endulza con miel el sabor amargo del aloe vera.
- Sin colorantes ni conservantes. Así empiezan su discurso los jóvenes propietarios de Nova Gamma, que elaboran platos preparados de calidad, en raciones individuales que se envasan en bolsa y se preparan al baño María. Un buen ejemplo: parmentier de patata con trufa y carrillera de ternera con frutos secos por siete euros.