05 abril 2009

Syrah. Gran potencial aromatico

Sobre el origen de esta variedad los expertos no se ponen de acuerdo. Unos dicen que es original de la ciudad de Schiraz en Irán y que las plantas se trajeron de allí (o de Chipre) hasta las laderas de Hermitage. Otros dicen que la Syrah entró en Francia hacia el siglo III, cuando el Emperador Probus permitió el cultivo de la viña en Galia. Otros historiadores piensan que la Syrah procedía de la ciudad de Syracusa en Sicilia.
También llamada Shiraz en Australia, Sudáfrica o Chile, es una variedad precoz que se adapta muy bien en climas cálidos y suelos graníticos y arcillosos. Es una uva de racimos medianos y cilíndricos de color negro azulado y hollejo fino pero resistente. La variedad es tendente a un alto contenido alcohólico y antocianos que aportan un color cubierto y denso. Produce unos vinos fuertes y tánicos con una carga aromática compleja que va desde las cerezas, hierbas silvestres, regaliz hasta los ahumados, aceituna negra y alquitrán.
Aunque muy extendida por todo el mundo, ha dado mucha fama a las zonas francesas de Hermitage, Cornas y Côte-Rôtie. En España se están elaborando muy buenos vinos de Syrah en muchas zonas, desde Castilla La Mancha, Levante o Extremadura, tanto en mezcla con otras variedades como en monovarietal.

1 comentario:

David dijo...

En Andalucía también se están elaborando vinos con esta uva, como por ejemplo los Vinos de la Tierra de Córdoba.