14 enero 2010

Una joya entre los vodkas

Si las botellas de U'Luvka ya resultan una auténtica exquisitez a la vista, espera a probar lo que contiene su interior: un vodka que recupera la receta perdida de del siglo XVII del auténtico aguardiente polaco de la casa real. Una recreación mítica a la que tu paladar no podrá resistirse.
En 1606, el rey Segismundo III de Polonia pidió a un famoso alquimista de la época que creara para él un vodka de la más alta pureza y calidad posibles. Hoy, ese sabor volvió a recuperarse en la primavera de 2005 en Reino Unido. Nacía el U´Luvka, la recreación del legendario vodka alquímico producido en la corte real polaca en el siglo XVII envasado en una botella cuyo diseño está a la altura de las circunstancias: simple, de formas anatómicas y transmitiendo una pureza que se presta al ritual de compartir. Pero más especial que su diseño son sus notas de cata. En nariz es increíblemente limpio y elegante, con unas notas ligeramente florales para descubrirnos en boca un vodka cremoso, ligeramente amantequillado que contrasta con unas notas dulces y especiadas que nunca nos abandonan por su largo final. Un sabor que lo ha convertido en una de las opciones preferidas en vodka super premium por los mejores bar tenders, además de haber ganado numerosos premios como la medalla de oro en San Francisco World Spirits Competition, los Ice Awards de la revista Imbibe, el título de mejor vodka en Spirit Masters Competition y el galardón Oro en Los Angeles Spirits Competition, entre otros muchos.