25 febrero 2010

Whisky con notas de tinto


Afinado 24 meses en barricas utilizadas previamente para el envejecimiento del vino tinto Pago de Capellanes, Parcela el Picón 2004, surge este elegante malta, perfumado, complejo y fresco, en una serie limitada que combina el carácter tradicional artesanal con la más pura sofisticación.
En una de las destilerías con mayor tradición artesanal del mundo, Benromach, en Escocia, se elabora este delicioso e inusual whisky de malta que, tras un primer envejecimiento de cinco años en barricas de Jerez y Bourbon, es posteriormente trasegado para su afinamiento durante 24 meses en barricas de roble francés utilizadas anteriormente para envejecer el Picón 2004, el tinto cumbre de la bodega de Pago de Capellanes. Tal elaboración confiere al malta unas notas sutilmente vinosas y de dulzor de caña sobre un fondo de fruta madura que combina a la perfección con las notas ahumadas y de menta fresca del Benromach. El resultado es cremoso, frutal, balsámico, perfumado y fresco con unas notas de elegante dulzor.