26 enero 2007

Bodegas Borsao, Tres Picos Garnacha, 2004

Las más modestas D.O. aragonesas, como Campo de Borja o Calatayud, han dado un giro importante en los últimos tiempos, apostando por la calidad y consiguiendo la aceptación que hoy tienen los vinos del vecino Somontano. Pero si en Somontano el estilo lo marcan las variedades foráneas, como Cabernet Sauvignon o Chardonnay, en Campo de Borja el protagonismo se lo lleva la Garnacha, la uva más arraigada a la tradición vinícola de esta tierra. El Tres Picos es un excelente ejemplo de la "nueva era" en los vinos de Aragón y de la magnífica expresión de sus garnachas. Se recomienda bebér a temperatura ambiente (16º), maridando con guisos de legumbres.