10 abril 2009

Trilogia Matsu

La pasión por la naturaleza del riojano José Miguel Arambarri, ingeniero de caminos y empresario, está detrás de este proyecto. Sus estudios de postgrado en Barcelona y sus viajes por diferentes regiones del planeta lo llevaron a interesarse por la biocultura y la sostenibilidad, inquietudes que encontraron fiel reflejo en el reconocido enólogo Raúl Acha, amigo y compañero en otros proyectos vitivinícolas.
Impregnados por la viticultura biodinámica, emprendieron la búsqueda de las mejores viñas de la zona para dar forma a Matsu, que en japonés significa “esperar” y define a la perfección la esencia de este proyecto.
Matsu se inspira en la cultura tradicional japonesa por el cuidado de lo natural, su pureza, su simplicidad y su ausencia de artificios, para rendir homenaje a la tradición vitícola castellana. Todos sus vinos se elaboran con uvas procedentes de viñas cultivadas de forma totalmente natural.
Matsu representa la esencia de un vino ecológico, cuya elaboración constituye una “espera” durante el ciclo que le permitirá alcanzar su equilibrio final.
Su trilogía de vinos ‘El Pícaro’, ‘El Recio’ y ‘El Viejo’ de Matsu representa tres generaciones de viticultores, cada uno con una relación con la tierra propia de su edad y de su etapa vital. La personalidad de cada uno encarna las características del vino al que da nombre.
Fiel a su imagen,‘El pícaro’ es fuerte y valiente; descarado e incontrolable.
‘El Recio’ aúna la potencia de la juventud y la experiencia de la vejez para expresar serenidad, perseverancia y fortaleza.
‘El Viejo’ es la plenitud y la sabiduría. Conoce tan bien la tierra que puede comprender el lenguaje de los elementos.