04 noviembre 2010

Copa y Puro

Malos tiempos corren para copas y puros.Una sobremesa puede ser un ejercicio repleto de sabores, aromas y sensaciones. Un momento de relax que se completa con la unión del mejor habano con los mejores destilados. Conocer la fortaleza del puro y la personalidad del destilado es fundamental para un maridaje perfecto.

Imagen de cabecera (de izquierda a derecha):
1. Johnnie Walker Blue Label y Partagás Serie D Nº5. Prepara un vaso de agua mineral muy fría. Bébela, aspira el Partagás y después toma un trago del Blue Label. Notarás cómo el tabaco de este puro y los ahumados del whisky maridan a la perfección. Disfruta sin prisas de la personalidad y el carácter de la serie D de Partagás junto a este blended único lleno de matices.

2. Talisker 10 años y H. Upmann Magnum 50. Sabores y aromas tradicionales de un gran tabaco frente a un whisky lleno de matices. Una gran unión en la que durante la combustión del habano aparecen sus notas especiadas que maridan con el dulzor y las notas terrosas del whisky.

3. Lagavulin 16 años y Cohiba Maduro 5 Genios. Qué decir de este maravilloso habano si además lo maridamos con Lagavulin. Las notas avainilladas del Cohiba combinan a la perfección con los toques a malta y turba del whisky resaltando las notas ahumadas y el aroma a yodo del whisky. Un lujo para el paladar.

Espero que os guste..............................