12 septiembre 2011

El Hielo: en las bebidas, tipos...

El hielo en algunas bebidas es impensable su ausencia, a pesar que su protagonismo casi siempre es soslayado por la misma bebida, es parte fundamental de cócteles y muchos destilados. Acompáñanos en este frío viaje para conocer más sobre el hielo y sus múltiples usos e importancia en el mundo de las bebidas.

Si bien es cierto el hielo es un complemento importante, no lo es en todas las bebidas. Las fermentadas como el vino o cerveza no llevan hielo, pero las destiladas o espirituosas el hielo es un fiel compañero, así como en los licores y cremas. Así como los cócteles que son inimaginables sin hielo. Pero el hielo siendo el agua en su estado sólido tiene algunas variedades para cada bebida.

Tipos de hielo

Cubos de hielo – Su forma más popular, antigua y quizá más utilizada en las bebidas. Cuando se habla “En las rocas” (On the Rocks), se refieren a los cubos de hielo. Los cubos de hielo son los que más tardan en derretirse, es por eso que es el ideal para enfriar bebidas destiladas que se toman solas o con agua, ya que reducirá la potencia, resaltará el sabor, además de enfriar la bebida.
Hielo frappé – Este hielo también conocido como hielo-nieve, se consigue ya sea a mano o con la licuadora. Tiene dos fines básicos en la coctelería, enfriar rápidamente y lograr un bonito efecto visual. Se suele utilizar únicamente en cócteles y se derrite muy rápido.
Hielo fizz – Este hielo es el más pequeño, puede ser redondo del tamaño de una canica o cúbico pero pequeño. La idea de este hielo es que se puede agregar más cantidad de él. Se utiliza en cócteles y bebidas destiladas. Debido a su tamaño se derrite más rápido que los cubos de hielo, por ende enfría más rápido también.
Hielo granizo – También conocido como “Cobbler”. Es un hielo similar al frappé, pero es más consistente y transparente (el frappé es como nieve), se utiliza también muy seguido en la coctelería para dar vistosidad y enfriar rápidamente cócteles.
El hielo para bebidas se encuentra en tiendas especializadas, licorerías y supermercados. Pero no descartes hacer tu propio hielo en casa. Para ello trata de que el agua sea hervida antes o que no sea agua del grifo, ya que esta suele tener sabor a cloro. En el caso del hielo frappé o granizo, hazlo siempre instantes antes de servir el cóctel o bebida.

Vía: Uninum