07 septiembre 2011

Como #Catar #Ginebras.....

Para empezar con la cata de ginebra, lo primero es elegir algunas de las ginebras premium, seleccionando aquellas que presentan características más diferenciales o plantas aromáticas más diferenciadas, de modo que podamos evaluar mejor la influencia de las variaciones de la mezcla en el flavor. Añada también alguna ginebra de peor calidad, con el fin de diferenciar mucho mejor la calidad obtenida en las ginebras de gama alta, derivada de sus múltiples botánicos y elaborados procesos de destilación.
 
La elección de la copa de cata es importante a la hora de catar ginebra. No queremos que el destilado se caliente demasiado, ya que entonces el etanol impregnará nuestras fosas nasales y no nos dejará notar nada más, así que una copa con pie será una buena idea. Además, si el borde se curva hacia adentro, los aromas se concentrarán, facilitando la cata. Por todo ello, el catavinos clásico puede servir perfectamente.
La temperatura de servicio adecuada para la cata de ginebra ronda los 9º que permitirán desarrollarse a sus aromas sin ser enmascarados en demasía por el etanol.
Servicio
Vierte unos 3 cc de ginebra en la copa (algo más de una cucharada).
Fase visual
Sostén el vaso a la luz y observe el color de la ginebra. Las especias y aromáticas aportan al destilado sabor pero también color, como el azafrán en la safron gin. Agrega una cantidad similar de agua sin gas a la ginebra, con esto conseguirás reducir el contenido en alcohol de la misma y liberar los aromas de los ingredientes botánicos, de otra forma quedarían en muchos casos ocultos por el alcohol. Usaremos agua sin gas porque no distorsiona ni disfraza el sabor y nos mostrará la verdadera personalidad de la ginebra. Gira entonces la ginebra alrededor del vaso, con el fin de oxigenarla ligeramente y atrapar en el borde de la copa los aromas de la misma.
Fase olfativa
Aspira fuertemente la ginebra con el fin de llevar las fragancias de la misma hasta la parte superior de tu nariz. Los aromas más comúnmente asociados a la ginebra son los cítricos, frutales, terrosos, florales, especiados, dulces y leñosos. Es importante tener en cuenta que un fuerte olor a sustancia química o astringente es una buena pista para detectar una ginebra de peor calidad, así como también los aromas artificiales o a otros extractos químicos.
Sabor
Toma un pequeño sorbo de ginebra y paséalo por la boca para evaluar su sabor más elemental o primario. Posteriormente, déjalo reposar en la lengua y muévelo para entrar en el análisis de los distintos sabores que la componen, y sensaciones retronasales.
El primer sorbo debe ser agradable, cálido y suave con un sutil toque a enebro. Tómate todo el tiempo que necesites para apreciar los sabores ocultos, ya que hay una auténtica multitud de aromas e ingredientes botánicos utilizados para la elaboración de la ginebra (cilantro, cítricos, pepino, regaliz… hasta casi cincuenta plantas y/o especias pueden llegar a utilizarse en algunas de las premium actuales). Todos los sabores mezclan bien en conjunto, pero hay uno que tiene que ser la nota predominante sobre todos los demás; el enebro. Después de todo es el que le otorga la categoría de ginebra a este destilado.
A continuación, vamos a saborear en busca de la astringencia del destilado. Una sensación de astringencia en la parte posterior de la lengua, indica que la ginebra contiene una mayor proporción de raíces como angélica o raíz de Florencia. por el contrario, si percibimos notas de acidez nos daría indicios de un mayor uso de piel de limón u otros cítricos.

Finalmente, una buena ginebra debe tener un final limpio y fresco. El enebro no debe permanecer demasiado tiempo, debe desaparecer antes del siguiente trago.

Recapitulación
Para analizar y entender cada ginebra debe realizarse todo este proceso varias veces. Con cada nueva cata probablemente aprecie sabores y aromas que no había distinguido en la anterior.