03 noviembre 2011

Aromas y sabores de los aceites virgen extra españoles

En España se cuentan más de 260 variedades de olivo que dan lugar tanto a aceites monovarietales como a coupages que permiten, al igual que en los grandes vinos, asociar las cualidades y sabores complementarios de distintas variedades. No hay ningún otro país productor que pueda ofrecer una gama tan amplia y diversa de aromas y sabores. 

Encontramos aceites de sabor muy dulce y suave, junto a otros de gran cuerpo y carácter con un agradable sabor amargo o picante de diferentes intensidades. Estas diferencias se deben a distintos factores.



AROMAS Y SABORES QUE SE PUEDEN ENCONTRAR EN LOS VIRGEN EXTRA ESPAÑOLES
· Frutado de aceituna verde y/o madura
· Frutado de otras frutas (tomate, alcachofa, plátano, hoja de higuera...)
· Manzana verde y/o madura
· Verde (hoja, hierba, tallos, ramas)
· Amargo
· Picante
· Almendra (verde y/o madura)
· Almendrado
· Dulce
· Aspero-Astringente

Clima, suelo y tipo de olivo

Este es el primer factor que defienden y reivindican las denominaciones de origen que no es otro que la procedencia : dónde ha nacido y ha sido elaborado el aceite. Intentando diferenciar su producto a partir de las características de la región. En España, el olivar se desarrolla y crece en muy variados terrenos : sierra, valle, llano, montaña, secano, regadío, vientos suaves, temperaturas extremas .... y cada uno con su microclima. Factores todos ellos que afectan directamente al ciclo biológico del olivo y a su fruto, la aceituna. Por otra parte en cada zona, históricamente se ha desarrollado un tipo de olivo, que desde siglos está asociado y aclimatado a esa zona. Esta es la razón, por la que las denominaciones de origen protegen o autorizan una variedades concretas. Con ello están defendiendo unos sabores y aromas propios que expresan la cultura de su territorio.
La variedad de aceituna empleada, sobre todo cuando se trata de aceites monovarietales, nos anticipa qué características sensoriales tipo nos vamos a encontrar. En un coupage es muy dificil. Pero depende mucho del elaborador. Teniendo en cuenta que es casi imposible encontar dos aceites iguales, aunque sean de la misma variedad y zona, no parece díficil aventurar que la diversidad de matices, aromas, sabores, equilibrios gustativos, etc, en un virgen extra depende sobre todo de cómo se ha desarrollado el proceso de elaboración en su globalidad. Un proceso , que siempre parte de un mismo punto : una aceituna sana y en su punto óptimo de maduración.

En la creación y desarrollo del aroma y sabor de los virgen extra, el olivicultor, través de su trabajo, que empieza con los cuidados en el campo, es el máximo responsable. No puede influir en las condiciones climatológicas de cada campaña, pero sí en cómo se va a hacer la recolección y molturación y sobre todo es él quien decide el momento idoneo para recoger la aceituna. Se obtiene más riqueza de aromas cuando la aceituna empieza a perder el verde. La contrapartida: el rendimiento graso es menor. Por tanto, la riqueza de aromas y sabores que se perciben en los virgen extra españoles, es una mezcla de factores y equilibrios cuyo protagonista es el olivicultor.

via: SaborMediterraneo