13 noviembre 2011

El Pacharán

El pacharán es un licor resultante de la maceración de las endrinas en aguardiente anisado. Las endrinas son las bayas o frutos que proceden del endrino, un arbusto muy espinoso de reproducción muy fácil y rápida, por lo que suele formar grandes espesuras. A pesar de ser un arbusto, podemos encontrarnos con ejemplares que lleguen, incluso, a los 6 metros de alto. Entre enero y abril, el endrino empieza a recubrirse de unas pequeñas florecilla blancas, y sus frutos, las endrinas, las podemos empezar a ver a comienzos de la estación veraniega, siendo de color verde. Cuando termina el verano, el fruto ya está maduro y a punto para ser recogido. Su aspecto entonces es bastante parecido a la uva, aunque mucho más pequeño, ya que no superan los 15 mm. Son de color entre azul oscuro y negro, redondos y de piel aterciopelada.
Estas endrinas se maceran, como hemos comentado, en aguardiente anisado, y son ellas las que dan al pacharán su sabor y aroma afrutados, así como su característico color rojo o rosado intenso. Son precisos 250 grs. de endrinas maduras por cada litro de aguardiente, y la maceración ha de ser de entre 7 y 8 meses, debiendo permanecer en algún lugar fresco y donde no haya luz.
Una vez transcurrido este tiempo simplemente se embotella, no necesitando ningún tipo de adición. Aunque hay quienes quieren dar un toque especial al pacharán que elaboran, y lo hacen añadiendo algún producto durante la maceración como pueden ser unos granos de café o un poco de canela en rama.
Es conveniente consumir el pacharán a una temperatura de entre 3º y 7ºC, por supuesto en copa de cristal, o con un vaso largo si le añadimos hielo. Se dice que tiene grandes propiedades digestivas y que su origen fue con este fin, por lo que se aconseja su consumo después de las comidas o las cenas.
Otro dato a tener en cuenta es que es aconsejable que el pacharán sea consumido, como mucho, en dos o tres años a partir de su elaboración, puesto que se trata de un licor al cual el paso del tiempo no le supone ninguna mejoría.
El origen de este licor se sitúa en tierras navarras, que poseen Denominación de Origen y lugar en el cual se consume el pacharán desde hace muchos siglos. No se sabe con certeza a partir de qué fecha empezó a beberse, siendo el primer dato constatado que se tiene del siglo XIV, cuando se sirvió en la boda de Don Gonofre de Navarra, hijo de Carlos III.

via: uvinum